Usos y abusos del verbo "haber"

Dra. María Gladys Agudelo GilEste artículo corresponde a la participación como columnista invitada, de la docente UTP y Doctora en Ciencias de la Educación María Gladis Agudelo Gil.  Encuentre en esta edición del Campus Informa precisiones acerca del los usos y abusos del verbo "haber".

 

Usos y abusos del verbo haber

 

María Gladys Agudelo Gil

magu@utp.edu.co

 

En contextos como el familiar, el social, el académico y el laboral, suelen cometerse barbarismos al usar el verbo haber; así lo evidencian los siguientes enunciados:

Caso 1: “Habemos muchos en esta sala que no entendemos ese tema”.

Caso 2: “Hubieron veinte intervenciones esa noche”

Caso 3: “En el piso habían muchas personas fuera de combate”

 

Me referiré a los tres casos así: en primer lugar, daré nombre desde el punto de vista de la gramática a cada dificultad en el uso del verbo haber; en segundo lugar expreso la razón por la cual pueden estarse presentando estas dificultades, lo cual me lleva a conjugar en algunos tiempos y personas el verbo que nos ocupa, y a presentar ejemplos; y en última instancia me referiré a las opciones o pautas para no cometer estos errores, que a la luz del uso de la lengua, ya sea en la pronunciación o en la escritura, se denominan barbarismos  (RAE, 2001).

 

Las formas que adopta el verbo haber se dan según la necesidad de expresión del hablante, así:

Caso 1: para significar la presencia o la existencia, en tiempo presente, de varias personas incluyendo el hablante: habemos…

Caso 2: para referir la presencia o la existencia, en tiempo pasado (perfecto), de un sujeto plural: hubieron...

Caso 3: para referir la presencia o la existencia, en tiempo pasado (imperfecto), de un sujeto plural: habían…

 

Estas dificultades al conjugar el verbo haber pueden deberse a su carácter de impersonal, lo cual se entiende mejor si analizamos el siguiente enunciado:

 

Hay cinco mensajes nuevos en mi correo.  

 

En esta construcción gramatical no hay un sujeto que realice la acción, pues este verbo lo que indica es un estado: una presencia o una existencia de algo.

 

Ahora bien, la dificultad estaría únicamente al conjugar de manera simple (tiempo simple) este verbo, pues no admite una persona a la cual se atribuya acción alguna, precisamente por su carácter de impersonal; veamos:

 

 

 

Tiempo

Pronombre

personal

Conjugación en tiempo simple:

Ejemplos

Presente

 

Hay voluntad política para  ejecutar el proyecto.

Pasado (pretérito imperfecto)

 

Había pruebas contundentes en su contra.

Pasado (pretérito perfecto)

 

Hubo un concierto en el Estadio, hasta la madrugada.

Condicional

 

Habría paz, si aplicáramos el respeto como un valor.

Futuro

 

Habrá cierre parcial de vías en la ciudad de Pereira.

 

Nótese que aquí, el único compromiso al conjugar el verbo es con el tiempo (presente, pasado, futuro, entre otros), pues no hay que tener en cuenta pronombre personal, ni género, ni número. Esto se evidencia con los siguientes ejemplos:

 

Hay un error de ortografía en su texto.

Hay veinte errores de ortografía en su texto.

Hubo un llamado a las partes en conflicto para que siguieran laborando.

Hubo varios llamados a las partes en conflicto para que siguieran laborando.

Había un caso difícil de resolver en la Estación de policía.

Había muchos casos difíciles de resolver en la Estación de policía.

 

En cambio, la conjugación compuesta (tiempo compuesto) admite un pronombre personal al cual atribuirle la acción, y admite otro verbo, convirtiendo el verbo haber en auxiliar, como se muestra a continuación:

Tiempo

Pronombre

personal

Conjugación en tiempo compuesto:

Ejemplos

Presente

Yo

He olvidado la palabra que quería pronunciar […] (Vigotsky, 1982).

Pasado (pretérito imperfecto)

Él

Había omitido varias palabras en su escrito.

Pasado (pretérito perfecto)

Ellos

Cuando todos hubieron terminado, se marcharon […] (RAE, 2001).

Condicional

Habrías ganado el examen si hubieras estudiado más.

Futuro

Nosotros

Habremos comido cuando llegues a casa.

 

Volvamos entonces a los casos donde hay dificultad al conjugar este verbo:

 

Caso 1: Si hay que informar sobre nuestra presencia en un lugar, junto con otras personas, no digamos habemos porque lo que estaríamos tratando de hacer es, en un tiempo presente, atribuirle este verbo al pronombre nosotros, con su terminación emos, como sí lo podemos hacer con otros verbos: bebemos, comemos, entre muchos otros.  La diferencia radica en que estos últimos son de acción, en cambio el verbo haber solo da cuenta de un estado, de una presencia.  Por eso las opciones o alternativas son:

 

Somos muchos en esta sala, quienes no entendemos ese tema.

Considero que la mejor opción es esta, usar el verbo ser, o cuando se pueda usar el verbo estar, pues a veces para este caso dan la opción: hay conmigo. Veo un inconveniente al  usar esta expresión: la ambigüedad que origina. Así, el enunciado:

Hay conmigo diez personas en este recinto, se presta para dos interpretaciones: 

Interpretación 1: Me incluí al contar las personas que están en el recinto y me dio un total de diez, por eso digo: hay conmigo diez personas en este recinto.

Interpretación 2: Cuento las personas que me acompañan o que están cerca de mí, y digo: hay conmigo diez personas en este recinto.

 

Por lo tanto, se torna ambigua o confusa esta opción. Las mejores estarían con los verbos ser y estar, así: estamos diez personas en este recinto o somos diez en este recinto.

 

Caso 2: Si hay que referir la presencia o la existencia, en tiempo pasado (perfecto), de un sujeto plural no digamos hubieron sino hubo. Quedaría entonces:

 

Hubo veinte intervenciones esa noche. 

 

No hay necesidad de pluralizar, solo de emitir correctamente el tiempo en el cual se está conjugando.

 

Caso 3: Si hay que referir la presencia o la existencia, en tiempo pasado (imperfecto), de un sujeto plural no digamos habían sino había. Quedaría entonces:

 

En el piso había muchas personas fuera de combate.

 

Tampoco hay necesidad de pluralizar, solo de emitir correctamente el tiempo en el cual se está conjugando.

 

En síntesis podríamos decir que es suficiente con hacer los siguientes cambios cuando nos veamos tentados a usar las expresiones que hemos denominado barbarismos, como sigue:

 

Expresión incorrecta

Reemplazar por…

Ejemplo

Habemos

Somos o estamos  (según el caso)

Somos diez en esta sala de juntas.

Hubieron

Hubo

Hubo dos reuniones para tratar ese asunto

Habían

Había

Había razones para cancelar el Seminario.

 

Como puede observarse, este es un asunto de cuidado en el momento de usar la expresión  (ya sea hablada o escrita) al conjugar el verbo haber

Última actualización: Martes, Junio 03, 2014 2:12 PM
Por: Docentes